Enseñando la guitarra

Enseñando la guitarra

La guitarra es un instrumento noble y hermoso, utilizado por siglos, sobre todo la llamada guitarra española o guitarra criolla, instrumento musical de la familia de las cuerdas.

Este instrumento comienza a tener gran importancia a partir del renacimiento. Aparece el laúd en Europa y la vihuela en España y América. Es también el primero de estos tipos de instrumentos que se conocen en Cuba.

Es la guitarra compleja y sencilla a la vez y todo será de acuerdo al nivel de especialización y técnicas que desees utilizar.
La clásica acústica es muy profunda y cuidadosa en su estudio y entrenamiento. La guitarra eléctrica se sirve de recursos sonoros que a veces ocultan deficiencias en la ejecución. Se toca en ocasiones con púas o uñas plásticas o de carey y la criolla (acústica también). Se simplifica algo su estudio, cuando de música popular se trata.

De todos modos aprenderla exige de paciencia y gusto por el instrumento. Es de fácil transportación y con un usos extensivos a todo las herramientas del arreglo, tanto armonía como melodía.

Es la guitarra un instrumento genial para los compositores, que la pueden llevar sobre su hombro o en las espaldas a donde la musa los inspire, sea la orilla de un río, el mar o el pleno campo.

¿Enseñanza de la guitarra en los niños?

Enseñar a los niños a tocar el instrumento, requiere salirse a veces de lo convencional de un programa de estudio. Se puede estudiar por solfeos y esto requiere mas profundidad o por cifrados que les da mas libertad interpretativa.

En la música popular, después de conocer la mayor cantidad de acordes, viene el problema de la mano derecha (en el caso de los derechos y la zurda en al caso de los no diestros) que trabaja con dúos y tríos de cuerdas, arpegios y rallados rítmicos para el acompañamiento y otras formas.

En estos tiempos han aparecido un sin numero de formas de aprender a tocar la guitarra, incluyendo los mas populares tutoriales en You Tube.  Algunos son verdaderas clases académicas, otros evidentes desastres en la información, muy perjudiciales.

Pero lo que si es muy cierto, que nada sustituye al maestro frente al alumno, rectificando la postura del cuerpo, la colocación de la mano, la separación del codo del costado, obligando a poner el acorde con la punta de los dedos y sobre todo vigilando tiempo, ritmo y estimulando al pequeño aprendiz.

El maestro debe ser capaz de organizar el repertorio a enseñar, a partir de las bases culturales de los estudiantes. Importante tener en cuenta su tradiciones y folclor. Siempre se debe comenzar (creo yo) por afianzar los valores de su cultura tradicional.

El respeto al alumno es básico: El trato con amor y consideración, defenderlos de lo nocivo en la música, de las corrientes adversas que aparecen en el panorama musical contemporáneo y protegerlos en todos los ordenes. Así de seguro aprende mas rápido y con mejores recursos.

Y auto-superarse porque en la música todo y nada esta escrito y de todos aprendemos, hasta de nuestros propios alumnos.

Opina

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.