Jorge Paniagua Herrera, tesoro chiapaneco

Jorge Paniagua Herrera, tesoro chiapaneco

Jorge Paniagua Herrera, tesoro chiapaneco

Cuando se camina de la mano de la buenaventura. Nada puede evitar que los vientos de la suerte te cubran con su frescor divino.

Y esa fue la mañana de hoy  martes 14 de Octubre del 2014. Un nuevo encuentro con el maestro, cronista y orgulloso chiapaneca, mi ilustrísimo amigo Jorge Paniagua Herrera.

Su abrazo familiar más que amistoso en medio del andador del Carmen y la invitación a la sala de bellas artes. Fueron toques idílicos dignos de apreciar para toda la vida.

Homenaje

Se organizaba un nuevo homenaje a su trayectoria intelectual en el marco del Festival Cervantino Barroco y este, merecidamente, se lo ofrece la asociación de poetas y escritores chiapanecos. Con la presencia de personalidades de la talla del maestro Marco Antonio Orozco director de publicaciones de CONECULTA en el estado de Chiapas, el emérito escritor José Luis Castro junto al incansable Porfirio Morinson Trejo. Ambos escritores de larga trayectoria y de profundo reconocimiento. También la destacada doña Patricia Luna Barguete presidenta de la comisión de educación, cultura y recreación de San Cristóbal de las Casas. Junto al señor presidente del gobierno municipal de esta localidad. Y muchos otros intelectuales, representantes de la prensa, jóvenes de escuelas circundantes y público en general admiradores de la Obra del maestro Paniagua.

Ante todos se le hace entrega al maestro Jorge Paniagua Herrera del pergamino “JUAN RULFO”. Alta condecoración cultural que viene a engrosar la larga lista de premios y reconocimientos estatales que ya posee el intelectual.

Discursos merecidos.

Frases que no por repetidas hacia su persona. Dejan de sonar tan elocuentes como la primera vez y al final la entrega del pergamino por parte del gobernador.

Entonces la ceremonia culmina matizada con la intervención del propio maestro Jorge Paniagua. Que dando riendas sueltas a su arte en la oralidad, más que lectura de uno de sus trabajos dedicados al amigo Juan Rulfo, el homenajeado desata sus amarras histriónicas de versátil artista. Y nos regala una verdadera clase de actuación.

Su magistral lectura, amena, enfática, precisa, con ritmo cambiante y matices certeros. Dejó al auditorio prendado de su oratoria

Y de una vez y por toda, la simpatía y la versatilidad ilimitada de este imprescindible mexicano nos atrapa y nos hace sentir orgullo de su amistad y de ese abrazo mañanero, familiar y honesto que se me ha quedado como una muestra más que San Cristóbal, también crece en un corazón Cubano.

Opina

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.