Saludos Compay

Saludos Compay

“Saludos Compay”. Estampa declamada por la actriz Ana Gloria Buduén en la Gala por el Centenario del natalicio de Francisco Repilado “Compay Segundo”, 18 de Noviembre del 2007, que tuvo como escenario natural la escalinata de la Calle Padre Pico en la ciudad de Santiago de Cuba.

¡Saludos Compay!

A tus pies la ciudad bendita de sueños y tu Siboney infancia.
Alza el son su sombrero.
Hoy canta Santiago y su canto centenario. Oasis se vuelve  en la garganta ardiente.
Baila la criolla villa de hermosos amaneceres.
Parrandea el trovador y se bebe el alcohol de su guitarra soleada.
¡Caramba señores! Aquí está ese “compay” que nos robó el corazón.
De Mayarí le llegan sus mujeres, lindas guajiras.
Y de Altocedro el abrazo, es como el elogio del mundo.

¡Sabroso compay!

Voces que aquí se unen de los barrios de Santiago. La gente de los hoyos y las del Tivolí.
Risa en  sus calles, alegre su gente. Y ese sol ardiente les inunda y le ilumina.
Fidelidad a tu nombre  y a la obra que dejan las huellas del pasado.
¡Hey! ¡Caramba Compay!.
Orgullecida se anda cuando se saben dentro de tus canciones: Lula. Clarabella. Anita. la Avellaneda. Lupina. Macusa
Y la rumba de ron y mulatas se llena de ritmos.
Tambor y Bembé del bueno, que agita los corazones y que te deja
sin respiración.
Repicar de cueros que te enturbia la mirada con el amarillo color de
los Girasoles… ¡Virgen de la caridad del Cobre!.

Así es tu Santiago Compay.

Mar tranquila, dotado de hermosura. Rizos de olas que besan la bahía quieta.
Una novia en cada verso nacido de tu pluma versátil.
La trova que se queda ronca de garganta tan usada.
Las mesas servidas de sarandongas y casabe, !y machos!.
Chicharrones aún calientes. Que revientan de rítmico crepitar en el calderito de tostar café que aun Josefina no encuentra.

¡Sabroso Compay!

Pintor de la semblanza.
Dibujaste canciones a tu Santiago sobre margaritas blancas.
Y el cantar casi perfecto y la sonrisa y tu mirada.
Y esa alegría perpetua como la más cubana esperanza.
Eres del monte compay, guajiro como las palmas.
Y te voy a apartar las penas, el parrandón te reclama.

Cuchara, botella y cajón.
Y una ciudad encantada.
La juma de tu capricho te viene a ser regalada.
Tumba’o de armónico compay con sus cuerdas centenarias.
Adoración de un pueblo que se erige en canción, la del amanecer de trova.
La que canta el corazón.
Ese que espera cien años por el volver de un amigo.
¡Saludos Compay Repilado!.
Hoy la gente de Santiago se va a emborrachar contigo.

Santiago de Cuba y los santiagueros

Santiago de Cuba y los santiagueros

Santiago de Cuba

Es una ciudad muy particular de la geografía Cubana. Digamos que es única por su impresionante topografía rodeada de montañas. Con un calor intrínseco y una belleza natural espectacular. La santiaguera es mestiza, regularmente bella y voluminosa. Se contornea al caminar y según se dice la culpa del volumen lo tiene el subir y bajar de las lomas de la ciudad. Porque hay que ver que Santiago de Cuba está lleno de pendientes y calles escalonadas. Picachos y barrios hundidos por debajo de otros tan altos que para alcanzarlos “te corre el sudor a chorros” como se diría literalmente. [Leer más…]