“Waldo Mendoza ” sangre de corazón

“Waldo Mendoza ” sangre de corazón

Waldo Mendoza ” sangre de corazón, texto escrito por Santiago Carnago López en homenaje al cantante Cubano

Waldo, un gran amigo al que como director artístico pude ayudar en el inicio de su carrera como solista. “Waldo Mendoza”, es hoy por hoy la voz masculina mas aplaudida en Cuba y en muchos lugares de América. Este cantante es ya consagrado en el panorama musical cubano. Todo lo que se diga a favor de este inmenso ser humano, lo ayuda con merecimiento. Lo sitúa con solidez en el sitio que merece por su incansable entrega. Por eso son estas palabras escritas y publicadas en honor al hermano el 9 de agosto del 2015.

Trayectoria artística y profesional de Waldo

La de este impresionante “Hombre del romance” no es fortuita, ni regalada. Waldo Mendoza ha sabido construir sin banalidades y con entera responsabilidad su carrera. Que va, desde las sombras de un club apagado y sombrío de la menos promocionada provincia del país, hasta las luminarias fastuosas de un Teatro Heredia en Santiago de cuba. O como bien él considera inolvidable, el desbordamiento de un Teatro Mella o un Karl Marx capitalino.

Eso no se consigue ni se compra con “favores”. No se planifica con los subterfugios conocidos en este medio muchas veces angosto de hacer cultura. Eso es sangre del corazón que siempre corrió por sus venas y solo bastó una transfusión de aplausos para convertirse en donante de calidad y buen decir. De letras hermosas como la “Chiquitica” que llegó a ser la preferida del maestro Luis Carbonell (y a esa opinión se le debía mucho respeto.

Quizás pudiera ser cualquiera de las que sorprendido a Waldo. Porque la escucha repetir en un lunetario y exclama !Pero si esa canción apenas tiene una semana de difundida por la radio nacional!.

Waldo no le teme al tiempo

Porque ya se puso delante de su tiempo y al frente de su combate. Su trayectoria es muy corta, amén de los años que la cultiva. Esto si se tiene en cuenta que se sabe que el ascenso no comienza cuando comenzaste, valga la jerigonza, sino cuando te descubriste y a la vez te descubrieron.

Pero seguirán los años y esa garganta de hierro. Esa musa tierna y esas hermosas melodías. Canto como salidos de lo celestial de su alma. Perdurarán porque ya Waldo trascendió como artista. Como profesional. Como hombre, Amigo  y ser humano. Waldo se inmortalizo. Ese mulato no se va a morir nunca.

Feliz idea la de todos los que ponen un granito de arena en su promoción. Ese cubano lo merece

Opina

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.