«Al trovador»

«Al trovador»

Poesía dedicada al amigo entrañable y respetado maestro de la trova cubana Alejandro Almenares en ocasión de su homenaje en el festival de la trova 2021, en Santiago de Cuba.

El trovador se rasga por dentro como guitarra calmada
y vibra a la vez, como el acorde que impone su armonía.

Abraza el trovador y te deja un susurro de letras en el oído
y el color púrpura que transparenta su alma

En su aliento impregnado el perfume de girasoles y mar,
del sudor caminar lejano y del primer crepúsculo.

El trago del trovador es sed de garganta rugiente, es agua del manantial insaciable de sus propias canciones.

La ventana se abre sola al paso del trovador y pícaras miradas le siguen hasta perder su figura envuelta en la borrasca del tiempo.

Un trovador se forja en el fuego del amor y es amigo eterno de la sencillez y la nostalgia.

No llora un trovador porque sus lágrimas se quedan en las canciones añejas de sus ancestros, porque siempre devuelve la mirada al tiempo por donde alguna vez llegó la tristeza vestida de melancolía.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.