BENEDETTI: «hágase tu voluntad»

BENEDETTI: «hágase tu voluntad»

Crónica de Santiago Carnago López para destacar la anécdota de un funeral suigéneris dedicado al famoso e ilustre escritor uruguayo.

El infatigable Mario Benedetti. Poeta de muchos lectores en el universo. Nació en Uruguay el 14 de septiembre de 1920. Su nombre completo, siguiendo la costumbres italianas de sus padres es: Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia.

Benedetti inicia sus estudios primarios en el Colegio Alemán. Al que seguirían el Liceo Miranda. Aqui realizó estudios secundarios de manera incompleta por las dificultades económicas familiares.

Desde los catorce años trabajó

Como vendedor, cajero, taquígrafo, contable; Hasta que en 1939, se trasladó a Buenos Aires, donde hizo también un poco de todo. Especialmente -según contaría más tarde, leyendo al célebre Baldomero Fernández Moreno con el que descubre su vocación de poeta.

Regresa a Montevideo en 1941. Ese mismo año publica su primer libro de poemas, “La víspera indeleble”, que no se volverá a editar.

Mario se une en matrimonio con Luz López Alegre. Su gran amor y compañera de vida. Junto a ella recorre parte de Europa. De regreso en Montevideo, en 1948 dirige la revista literaria Marginalia y aparece su primera obra ensayística: “Peripecia y novela”. A esta la que siguió su primer libro de cuentos, “Esta mañana”, con el que obtuvo el Premio del Ministerio de Instrucción Pública: Galardón al que Mario Benedetti accedió en repetidas ocasiones.

Por esas mismas fechas

Participa activamente en el movimiento contra el Tratado Militar con los Estados Unidos. Su primera acción como militante. Publica los poemas de “Sólo mientras tanto”, editado por la revista literaria “Número”, una de las más destacadas de la época. Benedetti fue miembro del consejo de redacción de la revista.

En 1953 aparece “Quién de nosotros”, su primera novela. Luego su siguiente novela seria “La tregua”. Con esta obra logra la consagración definitiva como escritor de proyección internacional. La novela en cuestión tuvo más de un centenar de ediciones. Fue traducida a diecinueve idiomas y llevada al cine, el teatro, la radio y la televisión. Junto a este éxito le viene el de poeta por el estimable éxito que disfrutaron sus “Poemas de la oficina” en 1956.

Pero ese año 1960.

Ha vivido cinco meses en el Estados Unidos que se le «atragantó» según sus declaraciones. Por el racismo y la desigualdad en la que se vive, Es también ese año cercano al triunfo de Fidel en Cuba que Mario Benedetti se declara solidario con otros intelectuales afines a la Revolución Cubana. A raíz de todo esto escribe su primer texto evidentemente osado, “El país de la cola de paja”.

Trabaja Benedetti como crítico y codirector la página literaria del diario La mañana. Colabora como humorista en la revista Peloduro. Escribe en La Tribuna Popular.

Viaja a México para participar en el II Congreso Latinoamericano de Escritores.

Es Miembro del Consejo de Dirección de Casa de las Américas de La Habana y funda y dirige allí el Centro de Investigaciones Literarias hasta 1971) entre otras actividades y responsabilidades

Es lider del Movimiento de los Independientes del 26 de Marzo que luego integrará el Frente Amplio en Uruguay. Tras el Golpe de Estado del 27 de junio de 1973 renuncia a su cargo en la universidad. Debe abandonar Uruguay, partiendo a un largo exilio de casi doce años que lo llevó a residir en Argentina, Perú, Cuba y España.

Benedetti regresa a su país en marzo de 1983. Se integra como Miembro del Consejo Editor en la nueva revista Brecha. Así dará continuidad al proyecto interrumpido de Marcha, y sigue escribiendo, engrosando una ya extensa trayectoria poética que disfruta dado el alto reconocimiento internacional de sus obra, merecedora de innumerables premios y galardones.

El autor continuará residiendo entre Uruguay y España. Tras el fallecimiento de su esposa en 2006 se traslada definitivamente a su residencia en el barrio Centro de Montevideo, Uruguay.

Al partir de España, Benedetti donó parte de su biblioteca personal en Madrid al Centro de Estudios Iberoamericanos de la Universidad de Alicante que lleva su nombre.

En los últimos años la salud del escritor se resiente y es hospitalizado a menudo. El 17 de mayo de 2009 muere en su casa de Montevideo, a los 88 años de edad. El gobierno uruguayo decreta duelo nacional y dispone que su velatorio se realice con honores patrios en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo.

A los pies del ataúd se acumulan decenas de flores y bolígrafos que la gente deposita como último tributo al escritor. Tiene entonces Mario Benedetti un funeral de lapiceros.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.