«Caignet, El padre de la novela radial»

«Caignet, El padre de la novela radial»

Crónica de Santiago Carnago, por los mas de 45 años como actor realizando novelas en la radio de Santiago de Cuba

La familia de Félix Benjamín Caignet Salomón es de origen franco-haitiano. Mulatos que se asentaron en Santa Rita de Burene. Zona de campo perteneciente en aquel entonces al municipio San Luis.

Nace el versátil comunicador y artista el 31 de marzo de 1892.

A la corta edad de siete años. Establecido con su familia en la ciudad capital de Oriente: Santiago de Cuba. comienza a aflorar sus dotes de escritor y poeta. Iniciándose en la composición de versos sentimentales.

Félix B Caignet, como todos lo reconocen, hizo literatura y periodismo. Mecanografiaba con tal destreza que llegó a ser oficial de sala en el tribunal de Santiago. A la vez se desempeñaba como ventrílocuo y cantante. Aunque nunca realizó estudios musicales.

Se desarrollo en la música, sobre todo en la composición. La pintura. La literatura. Destacó con obras de la narrativa. Pero la mayor parte de su desarrollo y popularidad la alcanzó en la puestas radiales. Aportando parte de su identidad cubana a cada una de sus creaciones.

Colaborador de la revista habanera Teatro Alegre. Pudo Caineg promover y divulgar sobre el quehacer artístico de Santiago de Cuba. Y es a partir de 1918 que El Diario de Cuba, lo certifica como miembro de la Asociación de Reporteros. Así le abren una sección en la prensa titulada Vida Teatral.

El muy importante y célebre tenor Enrico Caruso planifica ocho funciones en la Capital Cubana e invita a Gaineg para que las reporte en su pagina periodística. Félix B. Caignet se trasladó para La Habana y allí tuvo el privilegio de participar en tertulias literarias. Estas reuniones le dan las oportunidades para que continuara escribiendo además para las revistas El Fígaro, Bohemia y el periódico El Sol.

En la prensa manejada por su ingenio de caricaturista y escritor comienza a diseñar y escribir las narraciones infantiles. Esas obras dieron lugar más tarde a la creación de Chilín y Bebita, personajes llevados a la radio con gran aceptación

Con el tiempo el programa comienza a titularse Chilín, Bebita y el enanito Coliflor: En referencia a un simpático personaje que dentro de la trama llega a destacarse mucho. Fueron maravillosos cuentos populares extraídos del anecdotario del Santiago del Siglo XIX.

Llega Félix Benjamín Caignet Salomón a la CMKC

Emisora de su ciudad natal, Santiago de Cuba. Ya se encuentra establecido como compositor, músico y escritor. El primer programa que produce y lanza al éter radial se bautiza como ‘Buenas Tardes Muchachitos. Eran narraciones de cuentos de los cuales era su autor.

Con este diseño de programa surge el antecedente de la radio-comedia infantil de continuidad. En la CMKC escribió y recitó por radio poemas afrocubanos. Hasta que en 1934 sale a la luz el primer serial dramático y policíaco de América Latina, con el personaje de Chan Li Po. La serie se titulaba “La Serpiente Roja”, con la actuación protagónica de Aníbal de Mar. Actor que luego encarnaría el personaje del Juez de la tremenda corte humorístico, aún muy popular en toda la América Latina

En 1941 se comienza a transmitir por RHC Cadena Azul “Aladino y la lámpara maravillosa, en versión para la radio de Félix B. Caignet. Y el 5 de junio de 1944 comienza en CMQ, la popular novela “El precio de una vida”: En los papeles protagónicos, María Valero y Carlos Badías. Entre sus obras más relevantes transmitidas en 1946, por la Cadena Azul, se hayan “El ladrón de Bagdad”. Con las actuaciones de Consuelito Vidal y Raúl Sélis y y la radio novela “Peor que las víboras”.

El 1 de abril 1948 a través de la CMQ se comienza a trasmitir la que seria la radio novela suceso artistico más importante en décadas “El derecho de nacer”.

Fueron 314 capítulos que Caignet escribía diariamente por las noches y se radiaban en vivo al día siguiente

Desde los primeros capítulos, esta novela generó en Cuba y luego en el extranjero un enorme boom. Los cines, teatros y otros espectáculos tenían que detener sus funciones hasta que pasara la hora de la transmisión del popular novela. Era «El derecho de nacer», sencillamente un fenómeno socio cultural sin precedentes. El derecho de nacer alcanzó trascendencia internacional en filmes y versiones de radio y TV. Hasta hoy es presentada con sonado éxito en toda la cultura de habla hispana y traducida en otros idiomas

Caignet escribió unas 200 comedias y mas de 300 obras musicales entre sones. Guarachas. Boleros. Guajiras. Música infantil y otros. Las más conocidas son: “Frutas del Caney”, popularizada por el Trío Matamoros. Y “Te odio”, que estrena Rita Montaner, el 18 de abril de 1928 en el Teatro Payret, en la Habana

Félix B. Caignet es el padre del espectáculo radial

Es creador en la radio del género detectivesco. El suspenso. El falso suspenso y el narrador. Pues con la estructura de sus guiones se establece el locutor narrador como factor vital de una estructura novelística.

Muere Félix B. Caignet en La Habana, el 25 de mayo de 1976. En su memoria, y frente al féretro que desciende a la tierra amada en el Cementerio de Colón, se dejan escuchar como en un susurro, las notas de Te odio, su canción más popular. Seguidamente, Sin lágrimas, cantadas a capela por el Dúo de las hermanas Martí. Germán Pinelli y Raúl Selis despidieron sus honras fúnebres.

El 25 de diciembre de 1992, sus restos fueron trasladados a la Ciudad de Santiago de Cuba atendiendo a su deseo de «Descansar junto a mis padres: Frente a las lomas de El Caney». En el lugar donde descansarían sus restos, el Coro Madrigalista interpreta dos de sus obras imperecederas: Te odio y Frutas del Caney.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.