Cementerio Santa Ifigenia

Cementerio Santa Ifigenia

Cementerio Santa Ifigenia. Crónica escrita para el programa «Nuestra Imagen» de Radio Siboney en Santiago de Cuba, locutora Taiyana Garbey, transmitido el 2 de Febrero del 2010.

Cementerio Santa Ifigenia

El territorio Cubano siguió la tradición cristiana devenida de España y sepultó sus cadáveres en las Iglesias.  Esto fue hasta comienzos del siglo XIX cuando a través de un edicto real se ordena la construcción de los cementerios de las localidades en zonas alejadas de las poblaciones. Sobre todo por motivos de salubridad y hacinamiento de cadáveres. 

Así en 1827 en la ciudad de Santiago de Cuba se escogen los terrenos aledaños a la desparecida Iglesia de Santa Ana. En los alrededores del Hospital materno Sur (Clínica de los Ángeles). Lugar donde actualmente está situado el edificio Arzobispal. Para la constitución del primer campo santo de la séptima Villa fundada en la isla.

Motivos de su traslado

La Ciudad crece y la inevitable urbanización de sus calles y casas cercan el cementerio. 40 años después queda totalmente inutilizado y desprovisto de terreno útil para los enterramientos. Se decide entonces acometer un cementerio nuevo. Se concibe en los terrenos conocidos por venta de Bravo al nordeste de la ciudad, a unos 500 metros del arroyo de Yarayó. Luego que la alcaldía de la entonces incipiente ciudad la comprara a la familia Bravo Ferrer en la persona de Maria Micaela Bravo Ferrer viuda de Agüero. Vecinos que eran propietario de los terrenos colindantes y nombre que aun tiene ese populoso barrio Santiaguero.

En 1858 quedan aprobados los planos. No fue hasta Febrero de 1868 que quedó ignaurado oficialmente el cementerio Santa Ifigenia. La primera inscripción de enterramiento data del 22 de abril de ese mismo año con el traslado de los restos  de Don Antonio Vinent y Gola marqués de Palomares. El 23 de abril de ese mismo año se acogen en “Santa Ifigenia” los restos exhumados de Encarnación Ramos que no llegaba al mes de nacida. Fue el primer traslado mortuorio desde el clausurado cementerio de Santa Ana. Varias lápidas certifican fechas anteriores a 1868. Esto sucede por los numeroso cambios de restos mortuorios desde Santa Ana hasta Santa Ifigenia sucedidos en tiempos sucesivos.

Santa Ifigenia es un nombre acorde al Santoral de una virgen Etíope bautizada por San Mateo. Lo tuvo siempre el cementerio de la ciudad. Aunque el mas conocido en los primero años era el de santa Ana. Dada la proximidad de la Iglesia a la cual pertenecían los terrenos del primer campo Santo.

Hasta 1899 la iglesia tuvo a su cargo el control del cementerio. Fecha en que paso a la administración municipal esta responsabilidad. Así se elimina la separación entre creyentes católicos y de otras religiones. En 1907 por leyes del gobierno interventor (Estados Unidos) fueron demolidas las tres galerías de nichos abovedados verdadera obra artística y cultural de la época. Solo quedaron intactos  los correspondientes a Federico Capdevila y José Martí hoy ubicados en su mausoleo ignaurado en 1951.

Arte y cultura

La necrópolis Santiaguera fue ampliada y ya sobrepasa por mucho las iniciales 100 varas de frente y 200 de fondo (Medida de la época cercana a un poco mas de un metro). Este sitio que es fuente de recuerdos a familiares queridos  y reconocida como Monumento Nacional. Reúne indiscutidos valores  simbólicos, las mas variadas formas arquitectónicas: neoclásicas, art decó, art noveau, góticas. Y cuantas son de la imaginación y el diseño de constructores especializados en estos mas de 150 años de existencia.

El cementerio Santa Ifigenia muestra excelentes y hermosos diseños escultóricos y marmóreos notables. Es lugar de tributo permanente a los mártires y héroes de todas las etapas de lucha por la independencia. Aquí reposan figuras imprescindibles como las de Carlos Manuel de Céspedes. Mariana Grajales. Maria Cabrales. José Maceo. Guillermón Moncada. Flor Crombet. Frank País y ahora la piedra que acoge los restos de Fidel Castro. Aquí también se guardan los restos de notables artistas entre los que figura con hermoso lugar de reposo a Francisco Repilado (Compay segundo). Ñico Saquito. Pepe Sánchez. Miguel Matamoros y otros que con sus bellos monumentos perpetúan sus obras y sus recuerdos en el sendero de los trovadores Santiagueros.
El Cementerio Santiaguero forma parte de su patrimonio mas querido y desde 1979 fue declarado Monumento Nacional.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.