Compromiso que se cumple

Compromiso que se cumple

Articulo escrito para reconocer la labor del diseñador de luces Manolo Alonso en el concierto que dirigí a Silvio Rodriguez por el XX Aniversario de la plaza de la revolución en Santiago de Cuba

A Manolo Alonso

Uno de los mayores retos en mi carrera como director de arte para espectáculos, fue sin dudas el montaje y concepción de las galas (que fueron tres) por la celebración del XX aniversario de la inauguración del complejo monumental “Plaza de la revolución”  en Santiago de Cuba.

Un primer concierto musicalmente dirigido por el maestro Pérez Mesa uniendo las sinfónicas de Santiago de Cuba y Holguín, un segundo Concierto con el trovador Silvio Rodríguez y el cierre de la jornada de celebración con el monumental concierto de la orquesta los Van Van, que al final hubo que remontar artísticamente en el Teatro Heredia debido a la inclemencia del tiempo.

Pero el reto verdadero era la bandera Cubana en el concierto de Silvio

Y es que el encumbrado trovador siempre ha realizado sus conciertos presidiendo con la bandera Cubana. Complemento de escena que hoy se hace algo relativo. Pero que en Silvio toma matices muy particulares.

Y ese era el detalle, un concierto al aire libre. En una explanada abierta, con el escenario sin fondo, (no habría mejor propuesta escenográfica que la propia plaza). Pues la única alternativa seria el ingenio. La inteligencia. La dedicación y el esmero de uno de los mejores iluminadores de Cuba: Manolo Alonso, (Sobrino del excepcional bolerista Pacho Alonso)

El soporte sería

Los machetes, los 23 enormes machetes de la plaza que acompañan la imagen ecuestre de Antonio Maceo: La técnica con gobos, manchas, perfiles, reflectores, micas. Todo cuanto puede dar la imaginación en una batería de luces limitadas en equipos y en mayormente obsoletos.

Pues ahí es que se crece la imaginación de una artista enorme, de un ser humano espectacular, de un hacedor de cultura de los que “vienen poco”. Ahí se lució el máster Manolito. Se creció y derribó toda expectativa. Ahí estuvo la bandera cubana del concierto de Silvio, diseñada en luces sobre los machetes de Maceo.

Si se precisa de algún otro simbolismo, ya no sería en este escenario. Este quedó listo al aplauso y las emociones. Aquí se iluminó el talento de Manolito Alonso y se alumbró de amor junto a las canciones del trovador, la bandera cubana.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

iluminación concierto de Silvio Rodríguez (detalle)

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.