La reina del guaguancó

La reina del guaguancó

Crónica de Santiago Carnago acerca de la figura de Celeste Mendoza Beltrán, inigualable cantante y bailarina del género rumbero

El guaguancó es una de las tres variantes de la rumba en su modalidad mas enérgica. Su baile es característico por ser en parejas. Estas demuestran con movimientos los elementos eróticos de seducción y conquista.

El guaguancó es la variante de la rumba más popular en la isla y fuera de Cuba.

Es un ritmo nativo en La Habana. Mantiene la sonoridad de origen afrocubano que lo engendró. Aunque involucra fundamentos de la música española. Hay tres estilos de rumbas: Guaguancó. Yambú y la Columbia. Estos dos últimos se dice son originarios de la provincia Matanzas.

La presencia del guaguancó en Cuba permeado por creencias religiosas y culturales afrocubanas. Responde a la abolición de la esclavitud en el territorio, durante el año de 1886.

Es un género especialmente contagioso cantado en español.

En este ritmo juega un protagonismo fundamental la tumbadora. Es el instrumento principal para este género. Pero para un completamiento rítmico eficiente del guaguancó, debe tocarse con tres tambores, sin olvidarse de unos palillos con los que se repercute en una caja de madera nombrada catá.

En cuanto a los bailadores del Guaguancó. Se evidencian pasos relacionados con el ritmo de los instrumentos de percusión. Una voz líder rodeados todos por un coro que a la vez va realizando la coreografía. Donde el hombre va en busca de la mujer a través de movimientos pélvicos muy fuertes y cada vez más expresivos.

Respecto a la bailarina la mujer. Forma parte de su actuación el constante evadir rechazando al varón. Hasta que al final del cuadro coreográfico se somete a los ataques danzarios del hombre que culmina con el vacunao que significa que la conquista se a ejecutado.

En la gran mayoría de los Guaguancós se han firmado como composiciones anónimas. Sin embargo existieron y aun existen en menor medida artistas que asumieron el género de manera profesional. Esos se convirtieron en luminarias de la cultura afrocubana en defensa del guaguancó

Es el caso de la santiaguera Celeste Mendoza Beltrán. (La Guapachosa)

Renombrada artista cantante cubana quien fue intérprete representativa del guaguancó. La inigualable Celeste que supo propagar con voz y movimientos corporales, la sensualidad, picardía y sensibilidad que demanda el género.

“… verdadera artista cubana, que expresa en lo vocal y lo coreográfico, con espontaneidad, sin dobleces, nuestra música popular y folclórica”. ¡La reina del Guaguancó!

Rita Montaner

Celeste Mendoza nace en la ciudad de Santiago de Cuba, el 6 de abril de 1930. En el siempre y antológico barrio de Los Hoyos. Sin embargo con solo trece años de edad se traslada a la Habana junto a su familia y allí se da a conocer en un programa de radio en un programa de aficionados. La joven interpreta el guaguancó firmado por el compositor Julio Cuevas, titulado “El marañón”.

En su desarrollo y constante espíritu de superación, Celeste Mendoza recibe lecciones de baile, que le son impartidas por su primo Jorge Beltrán.

Ya en en 1950 se presenta en el Teatro Martí como bailarina de la Compañía Batamú. Luego sus actuaciones pasaron a formar parte del programa del Cabaret Mi Bohío situado en la barriada de Marianao.

Un año después se incorporó al cuerpo de baile del Cabaret Tropicana y ese mismo año integra un cuarteto vocal-instrumental con Omara Portuondo. Gladys León e Isaura Mendoza (su hermana), bajo la dirección del pianista y compositor Facundo Rivero.

Alegrías de Hatuey es un programa transmitido por Radio Progreso y en ese espacio Celeste Mendoza se estrena como cantante solista. Ahora acompañada de la orquesta que conducía por el Maestro Ernesto Duarte. En 1953, acude al programa de televisión, “Esta Noche”, dirigido por Joaquín M. Condall, aquí cantó a dúo con Miguel de Gonzalo.

Actuó junto a Benny Moré. Fernando Álvarez y Blanca Rosa Gil; también con Los Papines, La orquesta Aragón y el Conjunto Sierra Maestra. Aparece en el filme cubano del realizador Rogelio París: “Nosotros la música”.

Celeste Mendoza bautizada como la “Reína del guaguancó”

Realizó giras por México. Puerto Rico. Venezuela. Panamá. Estados Unidos, París. Unión Soviética y Japón. Tuvo la oportunidad de compartir el escenario con figuras tan famosas como Benny Moré. Ignacio Villa (Bola de Nieve). Edith Piaf. Ninón Sevilla. Carmen Miranda. Josephine Baker y Pedro Infante.

En su fructífera carrera artística recibió numerosos reconocimientos. En la Feria Internacional CUBADISCO 1998 fue galardonada, junto al grupo musical Los Papines, por el disco El reino de la rumba. Falleció en La Habana, el 22 de noviembre de 1998.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.