«Papel de cartucho»

«Papel de cartucho»

Crónica «Papel de Cartucho» escrita el 15 de julio 2019 como remembranza de las tradiciones de Santiago de Cuba.

En una ciudad como Santiago de Cuba, vamos encontrando útiles, objetos, herramientas y artefactos domésticos ya desfasados por el tiempo. Es que la modernidad los han relegado al olvido y al ostracismo. Uno de esos funcionales objetos seria el papel de cartucho

Muchos de nosotros recordamos la presencia del papel de cartucho en nuestros comercios santiagueros.

Sobre todo en la tienda de víveres. Un envase confeccionado con papel craft de mucha utilidad. Casi siempre de color amarillento parduzco y de mucha fortaleza. Claro está que los costos de la producción de este tipo de envase no se pueden ni siquiera comparar con las modernas, resistentes e higiénicas jabas de nylon de estos tiempos.

El cartucho, útil y para muchos muy estimable.

Tenia grandes ventajas en el mercadeo diario. Pero sin embargo también tenia la gran dificultad de humedecerse o permitir la adherencia de los productos que se contenían en él. El azúcar u otra sustancia, al no poderse lavar como se hace hoy con un envase de nylon atraian insectos desagradables y esta era una de sus grandes desventajas.

Para otros, este papel significa estar en el recuerdo escolar. Un poco en parte porque las meriendas se envolvían en esos cartuchos. También las libretas confeccionadas con papel de cartucho. En Cuba quien fue pobre y tuvo que escribir en un papel de cartucho no me dejara mentir y aquí les comento sobre su confección.

Reunir varios cartuchos de esos que ya se usaron en la compra de los mandados. Algunos hasta con manchas de grasas. Abrirlos y extenderlos en ocasiones con la plancha caliente. Luego doblarlos a la mitad y cocerlos con una aguja e hilo por la misma línea del doblez para juntar ambas caras y darle forma de libreta. Tal procedimiento era cotidiano entre las familias sin recursos económicos. Mas de un niño cubano fue a la escuela y aprendió sus primeras letras con cuadernos hechos con papel de cartucho.

Hoy puede considerarse una pesadilla. Pero esa también formó parte de la historia en los tiempos que el valor de un ser humano era insignificante, sino poseía los atributos de una buena economía o una estimable familia de poder.

Una pícara diversión.

Y por a la que a mas de uno de nosotros le dieron un coscorrón. Era explotar un cartucho cerca del oído de alguna persona. El cartucho tenia gran hermeticidad. Era sensible a inflarse con aire cerrar su boca con una mano. Dar un golpe violento por el fondo, produciéndose un estruendoso ruido explosivo que asustaba en verdad y te dejaba con el oído dando chiflidos

El cartucho como envase dejó de usarse en nuestro país hace mucho tiempo.

La modernidad del nylon, los envases sintéticos, los doilies y muchos tipos de materiales para proteger los alimentos, lo han puesto en desuso dada la insalubridad del papel craft. Sobre todo la inminente necesidad de pre-empacar los alimentos, cosa esta que aun no tenemos totalmente activa. Aunque artículos como el café, los espaguetis, la sal, los detergentes y hasta los jabones ya están previamente empacados

El papel craft o papel de cartucho pasa a jugar otros roles mucho mas importantes. El uso editorial para la confección de libros y encuadernamientos. Los atrezos para la muñequería de los teatros. También el craft se usa de manera muy importante en la confección de tejas de techo con recubiertas de derivados del petróleo. Pero jamás y nunca volverá a ser la hoja de una libreta de un niño Cubano.

Ante la invasión de desechos perdurables en el tiempo como el mismo naylon, el papel debe volver a jugar un roll interesante, ahora que la protección del medio ambiente pide su retorno a gritos

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.