«Paradiso» de Lezama Lima

«Paradiso» de Lezama Lima

Artículo de Santiago Carnago López. Enalteciendo la obra de uno de los mas encumbrados escritores Cubanos de todos los tiempos.

Considerado uno de los autores literarios más importantes de Cuba y de la literatura hispanoamericana. José María Andrés Fernando Lezama Lima nace en la Habana, el 19 de diciembre de 1910.

El eminente escritor de “Paradiso”: Su novela cumbre. Reconocida dentro de las cien mejores novelas del siglo XX en idioma español: Según el periódico El Mundo. Nació en el campamento militar de Columbia. Dada la ocupación del padre José María Lezama y Rodda. Coronel de artillería e ingeniero. Profesión militar que también llevó a la familia a instalarse en la Florida. Cuando el coronel Lezama se ofreció como voluntario en las tropas aliadas en la Primera Guerra Mundial.

Luego del fallecimiento de su padre regresa a Cuba.

Continuando sus estudios hasta graduarse en 1928 como bachiller en ciencias y letras. La situación económica de la familia era difícil. Por lo que en 1929 se trasladaron a convivir en la casa de su abuela, en Paseo del Prado. Aquí Lezama se estableció por el resto de su vida

Inició los estudios de Derecho en la Universidad de La Habana y el 30 de septiembre de 1930. Y comienza su participación en los movimientos estudiantiles contra la dictadura de Gerardo Machado.

En 1935 publicó su primer trabajo: El ensayo “Tiempo negado”, en la revista Grafos.

Fue 1937 año especialmente emblemático para Lezama.

Aparece publicado su primer poema de trascendencia, «La muerte de Narciso». Fue también la época en la que conoció y se unió en sólida amistad con Juan Ramón Jiménez. A quien un año más tarde dedicó su obra “Coloquio con Juan Ramón Jiménez”

También por estos tiempos conoció a los poetas Gastón Baquero. Eliseo Diego y Cintio Vitier, que más tarde integraron el Grupo Orígenes. El cual Lezama dirigía junto a José Rodríguez Feo.

Orígenes fue una de las publicaciones culturales más importantes de Cuba en aquella época. A sus notables publicadores y ademas de los ya mencionados se unieron nombres como los de Fina García Marruz. Virgilio Piñera. Octavio Smith. Mariano Rodríguez y René Portocarrero. Entre los colaboradores extranjeros se destacan encontraron Juan Ramón Jiménez. Paul Éluard. Gabriela Mistral. Octavio Paz, Alfonso Reyes y Theodore Spencer.

Además de dirigir y editar «Orígenes».

Lezama Lima fue funcionario en la Dirección de Cultura del Ministerio de Educación. Publicó dos poemarios (Aventuras sigilosas y La fijeza). Dos ensayos (Arístides Fernández y Analecta del reloj). Además realizó los dos únicos viajes de su vida fuera de la isla: México en 1949 y Jamaica en 1950.

Fue en esos años que publicó los primeros capítulos de su novela Paradiso: Única del género novela escrita en vida. Esta obra tuvo diecisiete años para ver la luz, editorial y convertirse en una genialidad literaria. Obra que repercutió en los reconocimientos que le llegaron del extranjero. Contándose a Octavio Paz y Julio Cortázar entre los más efusivos.

En enero de 1957 dictó una serie de cinco conferencias en el Instituto Nacional de Cultura. Las que fueron recogidas en su libro “La expresión americana”, obra ensayística muy relevante.

…Sólo lo difícil es estimulante; sólo la resistencia que nos reta, es capaz de enarcar, suscitar y mantener nuestra potencia de conocimiento…” JMAFLL

Citas del libro «La expresión americana»

Luego publicaría “Tratados en La Habana”.

Colección de artículos y ensayos escritos entre 1937 y 1957. Con el triunfo de la Revolución cubana, fue nombrado director del Departamento de Literatura y Publicaciones del Instituto Nacional de Cultura. En 1961, 1965 y 1967 actuó como jurado del Premio Casa de las Américas, en la categoría de poesía. En ese marco conoce a Julio Cortázar que había sido invitado como jurado en la categoría de novela y con quien fragua una hermosa amistad.

…Paradiso es una ceremonia, algo que preexiste a toda lectura con fines y modos literarios… Una obra así no se lee; se la consulta, se avanza por ella línea a línea, jugo a jugo, en una participación intelectual y sensible ...”

Julio Cortázar

La salud de Lezama, asmático de toda la vida. Comenzó a desmejorar en sus últimos meses, por sus hábitos de fumador y su obesidad. El 8 de agosto de 1976 fue ingresado al Hospital Calixto García a raíz de una infección pulmonar que había desarrollado. Falleció en la madrugada a causa de un infarto provocado por su debilitado estado general.

Fue enterrado en el sepulcro familiar del Cementerio Colón. Un año después apareció su novela póstuma e inacabada, “Oppiano Licario” y en 1978 “Fragmentos a su imán”, su último poemario. Este ultimo con prólogo de Cintio Vitier. La edición mexicana, nuevamente a cargo de Era, llevó un poema-prólogo de Octavio Paz.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.