¿Que pasa con la Guaracha?

¿Que pasa con la Guaracha?

¿Que pasa con la Guaracha?. Crónica escrita para el programa “Nuestra Imagen” de Radio Siboney en Santiago de Cuba. Locutora Taiyana Garbey. Transmitido el 26 de Noviembre del 2009.

¿Que pasa con la Guaracha?.

La guaracha es un género de la música cubana extremadamente alegre. Picaresco por antonomasia. Sus mayores expresiones compositivas estuvieron de la mano de autores muy populares como Ñico Saquito. O el incansable Pío Leiva así como otros autores cubanos.

En Santiago de Cuba una gran cantidad de intérpretes: Casi todos desparecidos. Fueron sus mas fervientes defensores, fue el caso entre otros de Momk Brook. Felo Pérez. Pura Mazart (Conchi Candela). Zaida Arrate. Caridad Herrezuelo y el aún hoy activo Pedro Gómez por solo citar algunos, era nuestra imagen musical y sonora mas solida en los años 70 y 80.

Sin embargo la aparición de la guaracha se remonta muchísimo mas atrás. (mediados del siglo XIX). La nacionalidad Cubana reflejada en el Teatro con los personajes del negrito. La mulata. El chino, el gallego y otros criollos representantes de la nueva ciudadanía. Tienen a su cargo la formación de una particular forma de representar en la escena “Al estilo Bufo es decir como pura comedia farsezca.

La guaracha nace en el teatro

Pero aun así es un importante género para cantar  y bailar en la música cubana, y forma partte de espectro de lo comenzó a ser la trasnculturación y la imbricación de lo Español y lo africano, Los textos de la guaracha siempre fueron picarescos y satíricos, y sirvieron como herramientas de lucha  en los primero años de la colonia.

Cuando la guaracha toma protagonismo se va criollizando la escena. O sea personajes criollos se cambian por las caracterizaciones de los españoles. Los sainetes y entremeses que llegaban de de la península se van adaptando. Así entra en la escena de los teatros cubanos: la guaracha.

Como otros géneros de la música cubana.

La guaracha se va fusionando a otros ritmos y así surgen variantes tales como: la guaracha-mambo, la guaracha-pregón, la guaracha-samba, la guarpachanga, el guapachá y otros.

Guarachas muy conocidas en sus inicios : La Guabina, La matraca y La beata.  y  destacados maestros de la  música comenzaron a interesarse por el genero: Jorge Anckermann. Pero sobre todo el pianista y autor habanero, Enrique Guerrero:  El Rey de la Guaracha, creador de la divertida pieza  La pluma de tu sombrero.

Aparece mas adelante la guaracha «A los frijoles caballeros»  interpretada por la cantante y pianista María Cervantes. Otra guaracha que alcanzo popularidad fue Sal de la cueva cua, cua, cua, de Coralia López, que interpretó por primera vez el Trío Matamoros.

Cultores de guarachas

La cantante de música guajira  Radeunda Lima, se inició en el genero haciendo muy popular sus guarachas  «La reina del monte»  «El piropeador»  y la más famosa, la guaracha- ya con indicios de punto cubano «Mi desafío al sinsonte.»

La guaracha parece haber surgido para la perpetuidad,  Fue y es genero respetado por grandes cultures  como Manuel Corona que compuso dos obras clásicas en ese estilo: El servicio obligatorio y Acelera, Ñico, acelera, cantadas ambas por  María Teresa Vera.

Zenaida Romeu González creo la guaracha «Yo soy candela» .De la inspiración de Tania Castellanos surge Lindo Año Nuevo, Marta Valdés, compone  «La asamblea de los niños». Una gran amiga de los primeros años de la television en santiago de cuba: Alina Torres, se le conoce varias composiciones del genero : Lo que tiene el carnicero, Diapasón (popularizada por la Original de manzanillo), La bella y el agua y Chistes populares, entre otras.

La guaracha fue cantada por figuras gigantes del teatro Alhambra: Blanca Becerra, la mexicana Luz Gil. María  Rita Montaner,Maria Teresa Vera que luego uniera su voz con el picantoso Lorenzo y Hierrezuelo

Entre las guarachas que más reacciones  provocaron en la alcurnia de la época estuvieron  las tituladas: “Los Carniceros”: cuestionada por lo malo de sus versos. “El sombrero de Cornelio” firmada por el autor E. Caballero y que hace la mofa al marido engañado por un acto de adulterio. “La Mulata “del autor A.O. Hallorans, guaracha cargada de  erotismo. “ Los altarcitos de Cruz” es puesta en lista negra por el irrespetuoso tratamiento a la religión. “Juan Quiñones” guaracha  que hace rodar por tierra algunas añejadas pero arraigadas costumbres de la época, o  La Cucaracha”  que cuenta una divertida anécdota como las letras de casi todas las guarachas

El término se populariza

Lo cierto es que el género «guaracha» se popularizó tanto, que los guaracheros hicieron época con esas canciones. Todos guaracheaban y surgieron términos como: “vamos a guarachear”. “Tu eres un guarachero”. “Déjate de guaracha conmigo”. Sin embargo lastimosamente la guaracha ha dejado de existir literalmente. Cuando alguna agrupación interpreta alguna guaracha la lleva a sonoridades y aires que destrozan la génesis de su célula rítmica. 

Por ahí anda aún «El carbonero» de Iván González o «Mucha cordura» de Carlos Puebla importante compositor de guarachas como lo fue Ñico Saquito con su «Cuidadito compay gallo». «Traquetéala» o mas reciente el «Píntate los labios María». Algunos intentos actuales por mantener viva la guaracha son los temas de Armandito Machado director del septeto «Los Guanches» o algo que se escucha con la orquesta Yumuri y sus hermanos. Pero en las voces femeninas la ausencia se nota. Aunque aun queda en el éter del recuerdo la talentosa la Celeste Mendoza de Cuba.  O de la pimentosa Pura Mazart (Conchi Candela), Santiaguera de la cuál, lamentablemente, ni siquiera quedaron grabaciones.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.