Sube la loma, Baró

Sube la loma, Baró

Sube la loma Baró. Crónica de Santiago Carnago acerca de los accidentes geográficos de la ciudad de Santiago de Cuba. Julio del 2022

Si sube la loma Baró, voy detrás de ese mulo. Es un estribillo popularizado por la orquesta los Van Van de Cuba y aunque no es declaradamente un homenaje a Santiago de Cuba, no hay nada que se le parezca mas.

Y es que en esta ciudad las lomas lo esclavizan todo. El caminante como fiel cautivo no puede escapar de ellas. Las lomas invaden a esta ciudad de calles estrechas y callejones sin salidas, torcidos, zigzagueantes. Aunque sin dudas las mas hermosas del país.

Por supuesto que Santiago no es la única ciudad cubana con lomas.

Pero si de algo estamos convencidos, es que en ninguna otra urbe del país las personas tienen ante si tantas pendientes. Con altos accidentes geográficos que se repiten una y otra vez.

Subir una loma santiaguera a pleno sol del medio día es una obra heroica. Nuestro verano crudo ponen la gradación exhalante de pulmones al tope de sus posibilidades. Las calles emanan vapor y sube para que el sudor baje y recorra espaldas y pechos . En Santiago como dice la vieja apología “Hay un sol que raja hasta a las piedras.

Al comenzar tu caminar desde la parte baja de la ciudad en la Alameda, hacia la parte alta o centro citadino. Tienes que pensar en el zigzagueo que te ayudaría evitar las lomas aunque te vas alejando de tu destino.

Puedes decidir la mas directa, subir la loma de Aguilera o la del corredor turístico de Enramadas, un poco menos empinada pero muchísimo mas larga.

CALLE ENRAMADAS

También se podría salir de La Alameda y doblar por Trinidad rumbo al Parque Abel Santamaría. Esta si que es una empinada muestra del lomerío Santiaguero. menos mal un respiro y es que “casi cuando llegas al final de la loma tienes un pequeño descanso. Pero solo unos pocos metros que te preparan para subir el resto, que es el mas inclinado.

LOMA DE LA CALLE TRINIDAD

Estas lomas te sacan la beta.

Es una frase que se escucha por momentos . Siempre que subo llego con la lengua afuera, es otra. “Con este calor el perro no sigue al dueño”

Y es que las lomas lo dominan todo en Santiago de Cuba. Principalmente la parte fundacional. Esa que los colonizadores tomaron para asentar a la séptima villa en lo que hoy se conoce como Centro Histórico.

Tantas pendientes entregan a la vista del caminante panoramas y paisajes inigualables. Cada cima que se corone se convierte en un balcón mirador de la tanta belleza acumulada.

LOMA DE CALLE HEREDIA (BALCON DE VELAZQUEZ)

Calle y lomas que parecen terminar en las verdes montañas que rodean el valle oriental. Pero la mirada también tropieza con el inmenso e intenso azul del mar caribe. Y es que caminar por Santiago de Cuba es una experiencia única y muy especial.

Hay quien asegura que las lomas de Santiago de Cuba son las responsables hasta de la belleza de los hijos e hijas queridos de esta ciudad.

Sin embargo algunas de las elevaciones se han convertido en escalinatas, como la de la bella Padre Pico, una solución arquitectónica que le aporta belleza y originalidad a los trazos de la ciudad.

ESCALINATA DE PADRE PICO

Escalinata que toma aires de privilegio quizás por estar dentro de una barriada con aires Franceses: El barrio del Tivolí. Cuna de los principales trovadores que dieron prestigio a la obra musical y al nacimiento del son y el bolero

Hay muchas historias sobre las lomas de Santiago de Cuba. Algunas veces recogidas en los libros. Otras en el cronicar popular. Pero siempre tienen un lugar especial en el corazón de los santiagueros que caminan sus calles y sobre sus lomas,

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.