América, una sola

América, una sola

Poesía de Santiago Miguel Carnago López, una alusión al desalmado intento de dividir a nuestros pueblos de América en la cumbre de las Américas /2022. (Honores a la actitud de México, su pueblo y su gobierno.

América es una sola, nacida de la nostalgia,
de búfalos y sinsontes, de leopardos y yaguasas.
Tierra indígena tolteca, de las aldeas Incaicas
Chimúes, Aztecas, Mayas, del ámbar y la obsidiana.

INDIGENAS DE AMÉRICA


Somos nietos de migrantes montados en las barcazas,
que escalaron monte Alvernia, Taínos de la Bahamas,
navegando el mar caribe, sobre palomas sin jaula,
a bendecir con sus manos la tierra que los abraza.

MONTE Y PLAYA ALVERNIA


Del Bravo a la Patagonia somos la raza igual,
del Quechua y el Creole, el Guaraní y el Náhuatl,
de las milpas y la abeja, el chocolate, el mezcal
y colores emplumados de Tocororo y Quetzal.

TOCORO Y QUETZAL


También somos Mandingas, Carabalí y arará.
Que montes de girasoles nos alumbraron la faz
tan negra como el misterio de Ochún y Yemayá
y nos unen los misterios del corpus sagrado de ifá.

GIRASOLES


Somos pueblos anudados al amor, la dignidad.
Nos cubre el manto sagrado con cien palomas de paz.
Más un águila sombría cubre el cielo de maldad,
con garras irreverentes, odia el crisol ancestral.

AGUILA IMPERIAL


Que nos una la poesía, el canto y el danzar
que un volcán sea la llama que nos alumbre el andar.
Apretemos nuestras manos orando a la dignidad
solamente arrodillados ante el gran juez celestial.

LA PAZ SEA CON TODOS


Que América es una sola, mestiza y mulata hermandad.
Ni por odios y ambiciones nos dejemos separar.
Todos hermanos, unidos, en un abrazo de paz,
conspiremos por la vida y la solidaridad.

La prevención es fundamental

La prevención es fundamental

Artículo de Santiago Carnago López. Acerca de lo importante de la prevención en temporada de tormentas y ciclones.

De junio a Noviembre es la temporada que corresponde al desarrollo de tormentas tropicales y ciclones en toda nuestra área del caribe.

Sin dudas podemos constatar que el número de tormentas en el Atlántico ha aumentado y continúa aumentando. Al mismo tiempo estas tormentas rápidamente convertidas en ciclones y luego en huracanes, se están volviendo más peligrosas y destructivas.

[Leer más…]