De nuevo Macías

De nuevo Macías

Comentario de Santiago Carnago López. autovaloración del espectáculo presentado en el Teatro Hermanos Dominguez de la ciudad de San Cristóbal de las Casas. El 8 de mayo 2022.

Una vez mas coincido con un espectáculo del canta-autor mexicano Carlos Macías. En esta ocasión en el Teatro de la ciudad de San Cristobal de las Casas . Chiapas. Preámbulo al día de las madres Mexicanas.

Saltando formalidades en el horario de inicio anunciado (y ya estoy acostumbrado que aquí nada comienza a su hora)


Carlos en esta ocasión propone una producción completamente diferente, mas teatral y mas edulcorada en tecnología. Asumiendo el riesgo de una dramaturgia en el repertorio. Ordenado por los videos de sus propias canciones. Haciendo coincidir la presentación en vivo, con la banda sonora remontada. Un sincronismo atinado, con imperceptibles desfases, que sus músicos resolvieron con toda dignidad.
Este artista Chiapaneco continua siendo un show en la escena. Son sus ocurrencias las menos imaginadas, plantándose con el verbo casi Folklorico de la región que conoce a la perfección. Sobre todo un gran dominio del estado anímico del público que lo aplaude con delirio y corea sus canciones.

[Leer más…]
Edmigio, Un jinete que escribe.
El Arte en las Iglesias

El Arte en las Iglesias

«El Arte en las Iglesias» Artículo escrito el 6 de agosto del 2015. Como parte de la promoción cultural para el pueblo de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México.

La cuna del arte en Chiapas

Sin que usted pueda dudarlo, San Cristóbal de las Casas es la cuna del arte en Chiapas. Sus orígenes como ciudad perteneciente a la capitanía general de Guatemala hasta el siglo XIX. Posibilitó la entrada de múltiples artistas y artesanos que llegaron a esta ciudad a realizar retablos. Esculturas y pinturas, que hoy están diseminadas en muchos espacios dignos de ser visitados.

[Leer más…]

La Ruta de los Mercados

La Ruta de los Mercados

«Ruta de los mercados». Artículo escrito el 5 de agosto del 2015. Como parte de la promoción cultural para el pueblo de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.

Los mercados en San Cristóbal de las Casas

La variedad de olores, sabores, artesanías e inimaginables artículos de uso personal y hogareño. Más la gente: Poblanos indígenas, visitantes y mercaderes, revoloteando como abejas. Unos comprando o degustando algún platillo. Otros con sus cargas al hombro o distribuidas en mostradores o en el suelo. Son la pictórica visión de los mercados en San Cristóbal de las Casas. [Leer más…]

Suerte, honor y placer

Suerte, honor y placer

«Suerte, honor y placer» . Crónica escrita el mismo día que tuve el honor de conocer a Jorge Paniagua Herrera y publicada exactamente  5 años después

La suerte, el honor y el placer no siempre andan juntas de un tirón

A mi se me juntaron estas y otras mas, cuando en la tarde del día 13 (mi número de suerte) de agosto del 2013, pude estrechar la mano del eminente docente (como a él le gusta llamar a los que educan con su obra y su ejemplo) JORGE PANIAGUA HERRERA. [Leer más…]

Enseñando la guitarra

Enseñando la guitarra

La guitarra es un instrumento noble y hermoso, utilizado por siglos, sobre todo la llamada guitarra española o guitarra criolla, instrumento musical de la familia de las cuerdas.

Este instrumento comienza a tener gran importancia a partir del renacimiento. Aparece el laúd en Europa y la vihuela en España y América. Es también el primero de estos tipos de instrumentos que se conocen en Cuba.

Es la guitarra compleja y sencilla a la vez y todo será de acuerdo al nivel de especialización y técnicas que desees utilizar. [Leer más…]

«Tomar café en Chiapas».

«Tomar café en Chiapas».

«Tomar café en Chiapas» Texto escrito lunes 15 de Julio del 2013, luego del primer encuentro con la familia Pérez Trejo a nuestra llegada a San Cristobal de las Casas. Chiapas 

Amigos míos:

Cómo creen que pienso la cantidad de veces que en Cuba nos decimos con cierto convencimiento!. No tomes café antes de acostarte en la noche que te vas a desvelar !. O la misma historia o leyenda (da igual) del descubrimiento del café. Las ovejas que pastaban y al masticar aquel oloroso grano se alteraban y se excitaban. Caminaban toda la noche sin descanso sin otra buena explicación.

Bien pues tomar café en Chiapas es suigéneris. Se toma café a todas horas. No es siquiera como el té de las tardes parisinas. Este ritual Chiapaneco es de noche. Antes de acostarse, les cuento:  [Leer más…]

De Santiago a San Juan

De Santiago a San Juan

Hace ya mas algunos años mi esposa y yo, tuvimos la suerte de conocer durante el carnaval de nuestra ciudad,  a personas maravillosas de la provincia Camagüey, cinco familias espectaculares con las que confraternizamos al punto que ahora, cada fin de año nos reunimos, a veces enCamagüey otras en Santiago de Cuba, manteniendo desde entonces una relación afectiva de amor y respeto  pare ellos compuse la Poesía  «De Santiago a San Juan»  Escrita para cerrar el libro «De Congo y Carabalí» editado en San Cristóbal de las Casas. Chiapas, México / Agosto 2017

«De Santiago a San Juan» 

Para: Aroldo y familia, Reiter y familia, Damara y  familia , Karel y Familia, Melvin y familia, para Alina y tantos amigos Camagüeyanos.

Santiago Apóstol bendito,
cabalgando hasta el San Juan.
De un Camagüey en nostalgias,
cubierto con antifaz.
En dulce noche llanera
de jaladera y calor,
interminables convites
con madrugadas de amor.

El mulato Nicolás.  [Leer más…]

CARTA ABIERTA A LOS NIÑOS MEXICANOS

CARTA ABIERTA A LOS NIÑOS MEXICANOS

Carta Abierta dedicada al heroísmo de los Jóvenes y niños mexicanos, que con altruismo y esfuerzo se unieron a su pueblo. Ellos cooperaron en las acciones de salvamento y recuperación  luego de los simos del 9 de septiembre de 8.2 en Chiapas.  El del 19 de septiembre de 7.1 en ciudad de México y otras ciudades en el país.

Mi querido niño Mexicano:

Cuanto quisiera que todos los niños de América leyeran a un escritor llamado José Martí. Este apóstol nació en Cuba, pero su patria grande era toda la América. Esta América de donde tu eres y son tus padres y a la que aprendieron a amar los abuelos de nuestros abuelos. [Leer más…]

Amir Iván Estrada Loskot, poeta y amigo

Amir Iván Estrada Loskot, poeta y amigo

Valoración que me solicita el amigo Amir Iván Estrada Loskot, poeta y amigo de Guatemala, acerca de su primer libro de poemas «Aunque falten aquí»· Crónica escrita 31 de julio 2017.

Ligia, su inseparable, pertinaz y comprensiva compañera. Se engrilletaron por dentro. Son cárcel y reo, hambre y sosiego.
Amir «poeta y amigo» vive su vida a retazos, nunca sus tardes se parecen a sus noches, ni sus noches a sus mañanas. Aunque a veces los amaneceres sean categóricamente sus propias noches, depende de quien ande despierto, si el hombre o el poeta.

Con pluma y vino.
Porque para aforar también tiene Amir sus espacios, cercados con lo que le venga a mano o con la pluma o con el vino sagrado.

Autenticidad

Amir siembra con semillas propias que cantan y se yerguen. Se yerguen y suben y en ocasiones revientan de nostalgia. Porque su cosecha parece no siempre recogerse en la labranza. Alguien que solo conoce al hombre, latigó sus espaldas.

La carne cortada sanada,
es cicatriz de candados.
La cortan de nuevo y sana,
y vuelve a juntarse de nuevo.

La obra del poeta Amir Iván Estrada Loskot, es un presagio constante.

Iluminación de alegorías sutiles que desafían a la mismísima parábola.
Tiene el libro que acabo de leer, (en tres tiempos)

Primer tiempo

Para que muchas veces tuviese que desatar nudos en mi garganta, (a mi lado el vino)

Segundo tiempo

Para descubrir la savia, la cordura, el milagro.

Tercer tiempo

Para poder obligarme a estas usanzas de hacer valoraciones a quien, distingo, no le hacen mucha falta. El amor suficiente, la rabia mesurada, la entrega absoluta, la fe enraizada. Pero como es para romper las membranas del prejuicio, leo al poeta y lo trato de alejar, infructuosamente del amigo.

(cuasi parafraseo)

Amigo
Y si quisiera tu afirmación,
de pronto y por quedarte bien… mentiría,
y eso, querido amigo, no me llena, me vacía.

Y que como ando pleno y esta noche no duermo.

El libro «Aunque falten aquí»  tiene una suerte de maestría inocente, como de quien apenas conoce el nombre de la flor, pero saca de ella su perfume, Como de quien le teme al tiempo, pero lo desafía con el filo de las agujas del reloj.

“Culpables confesos”

Y es que los textos del poeta  Amir Iván Estrada Loskot se entregan al lector como “culpables confesos” y se hacen arco-iris de Anáforas: Una vez en redondillas, mas luego desatados a su libre albedrío.

¿A quien escribe?

Otras con eufemismos de habilidad extrema como esas de “…le escribo también al que me odia y me hiere”. Cuando podía decir con toda autoridad, le escribo al hijo de puta que regó de nostalgia la vida. Al que  hizo tardar mi libro. Ese que aplasta al pobre de Guatemala o que me niega el trago bendito de mis andadas.

Pero es el poeta gentil, ese es Amir.

Que en un solo libro, escrito después del papel, llenando de letras la mesa, nos conmueve y nos aloja.

Encuentro melancolía en cada parte del día nuevo:
En su mañana, en sus calles.
En sus siluetas y sus enjambres.
En cada paso, cada esquina,
en cada loco… cada cantina.
En cada llanto y cada beso.
En cada árbol de cerezo.
En sus tardes, en sus huesos.
Cada nido y cada lienzo…
y en el final de este tiempo.
Te lo juro, no te miento;
Ella escribe hoy mi libro,
ella canta hoy mi vida,
ella sopla todo el viento.

Tiene cada verso de Amir, el lirismo inevitable de la voz de un juglar.

Y aunque se precia de afirmar de las cosas que les faltan aquí, tiene cada verso, cada frase, cada mini-prosa, el lirismo inevitable de la voz de un juglar.

Creo poeta y amigo Amir Iván Estrada Loskot, que la más hermosa hipérbole, la que me lacera de envidia por no ser yo su creador, es esa en la que aseguras “Estoy asesinando mis miedos”. Es que yo también los he tenido.

“…porque desde pequeño fuiste escarabajo,
siempre solo y brillante,
supiste aguantar del mundo su desecho
y ahora nos puedes contar.

Y al fin

Perdón, cuenta tu poeta Amir, que yo quise hacer una valoración de tu libro, pero no alcanzo a tanta maestría.

Un abrazo (!…Admirado…!!!) Santiago Carnago López.