Viajando con la crónica

Viajando con la crónica

Crónica de Santiago Carnago sobre de la importancia de mantener este género vital para el patrimonio cultural de los pueblos

La crónica es como un arma potencial de los que vivimos o investigamos alguna época o parte de ella, participamos en cierta especial circunstancia o hecho, conocimos u oímos hablar de algún personaje y a través de ella (La crónica) ponemos en manos y saber de aquellos, quienes sin este modo literario u oral, no tendrían posibilidad de alcanzar esos conocimientos.

Antaño fueron los juglares quienes en sus cantos y recitativos eran los que daban auge y memoria a los hechos de los pueblos. Las grandes hazañas de héroes u otros relatos de voz en voz. Hechos que al pasar de los años se irían modificando, alterando y hasta cambiando. Pues la propia memoria cambiante y la improvisación oral, no permitirían una narrativa estable y única.

Mas adelante.

Con los avances gráficos, la llegada del papel y la tinta. Se mantendrían estas crónicas muchos mas cercanas a la realidad y en mejor conservación del suceso original. Ahora fueron hombres muy dedicados a esta hermosa forma de conservar las leyendas e historias los encargados de hacerlas llegar a nuestros tiempos con original y venerable pulcritud. Asentadas y archivadas en los papiros y pliegos de sus recopilaciones.

Fue la llegada de la imprenta, la escritura en máquinas y otros medios de comunicación. Los que posibilitaron que crónicas y cronistas se fueran consolidando y acercándose a una protección mayor de la originalidad de los sucesos. Llegando al eficiente grado de conservación de las semblanzas en máxima prontitud y cercanía a la realidad.

La crónica

Dejaba de ser un hecho de improvisación oral con la pérdida o mutilación de la original historia. Lo que sucedía cuando se repetían sin conservarse en pliegos o libros. A su vez estas memorias abandonaban la estrecha zona de su conocimiento local. Para expoliar con la modernidad un alcance global inimaginable

Hoy la crónica se precia de conservarse de manera inmediata, lo que se va almacenando en memorias flash, computadoras y otros artefactos es ilimitado, ilustrativo, portentoso. Verdaderamente impresionante.

Viaja la crónica en segundos por todo el orbe.

Se hace viral en el mínimo tiempo para millones de personas que la leen, la multiplican en réplica y la conservan. Luego el mismo sistema digital se las recuerda cada vez que la fecha arriba en años posteriores

Con gran veracidad quedan resguardados los momentos recogidos en las crónicas con impecable exactitud. En todos los modos posibles. Las imágenes expeditas de videos. La fotografía mas inverosímil. Las grabaciones de voces. Todo quedará para la historia personal y colectiva.

Los nuevos tiempos digitales son de una gran ventaja para las futuras generaciones.

Hoy los mas jóvenes y los que no lo son, logran poseer argumentaciones sólidas de sucesos que en otros tiempos hubiesen desaparecido. Cuantos ejemplos de imágenes antiguas. Hazañas y locaciones. Personajes y acciones sociales que no quedaron para la posteridad y que la crónica de hoy las recoge con el ingenio de las mas austeras investigaciones: Muchas veces incompletas y parciales.

Por estas razones continuar haciendo de la crónica esa arma de investigación es de un alto poder cultural. Abalanzarse a los momentos y los hallazgos sin perder un segundo. Porque cada segundo que pasa en el diario de los hombres, se pierden testigos, convivientes, anécdotas. Se pierde algo que cronicar.

En cada momento que sucede algún desastre natural o accidental, se destruye información que jamás se volverá a rescatar: La muerte de nuestros antecesores. Los libros que en algún estante callan sin que nadie abra sus paginas. Los testigos mudos de la historia.

Este, el de la crónica, es un viaje con retorno al pasado. Escrudiñar lo que sabemos no quedó a la posteridad o solo se iluminó a medias. Porque en ese pasado y en esa historia esta lo mejor por contar.

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.